lunes, 14 de septiembre de 2015

"La verdadera violencia, la violencia que es imperdonable es la violencia contra nosotros mismos, cuando tenemos miedo a ser quienes somos de verdad" Sense8

Nunca he sido muy fan de los Wachowski, Matrix me pilló siendo aún una criaja y o no la entendí o ese mundo no está hecho para mí. Sin embargo, de entre toda su filmografía tienen dos películas que me parecen esenciales: V de Vendetta y El atlas de las nubes. Quizás con esta última no coincidan mucho, pero para mí la esencia de esa película, los sentimientos tan puros que afloran en ella y que conectan a los personajes me parecen maravillosos (además de la banda sonora, por supuesto). 

Yo que soy un poco rarita, me enteré de la serie Sense8 porque iba a participar en ella un actor alemán que me encanta, Max Riemelt. Cuando comencé a indagar, me encontré con
que "nuestro" Miguel Ángel Silvestre también iba a salir en esta serie, además de Alfonso Herrera (sí, que pasa, lo conozco por Rebelde, la versión mexicana de Rebelde Way, también he sido adolescente), Daryl Hanna y otra serie de actores para mí desconocidos. En aquel momento, si llego a ser religiosa me presigno. Y después de el primer capítulo casi me voy a por el rosario, pero por alguna razón tuve la imperiosa necesidad de ver el episodio 2. Y os aseguro que si pasáis esa barrera de desconcierto que produce el primer capítulo, no pararéis hasta ver el episodio 12.

Sense8 nos habla de 8 personas que no se conocen y que viven separados por
cientos/miles de kilómetros entre ellos, en diferentes países o continentes. Todos ellos, descubren a fuerza de unas visiones un poco extrañas, estar conectadas entre sí a través del sistema límbico, el encargado de gestionar las emociones y los instintos sexuales, entre otras de sus funciones. Su unión les llevará a una serie de situaciones, en ocasiones cómicas, otras no tanto o incluso algunas excesivamente sensoriales (los que la habéis visto estáis pensando en el episodio 5 "Demons"), peor sobre todo les llevará a una lucha común por protegerse, guiados por un instinto de familia, a pesar de que no se hayan encontrado cara a cara jamás. 

Los personajes: 

Riley Blue (Tuppence Middleton) - Islandia: es una Dj islandesa, pero que queriéndose olvidar de su pasado se traslada a Londres. 

Wolfgang Bogdanow (Max Riemelt) - Alemania: un ladrón atormentado por su familia, cuyo único apoyo es su amigo Felix. 

Sun Bak (Doona Bae) - Seul: una alta ejecutiva, sometida a las figuras masculinas de su familia.

Lito Rodríguez (Miguel Ángel Silvestre) - México: aunque es español, tiene una gran carrera como actor de telenovelas en México. Esconde su homosexualidad interpretando papeles de "macho" (no he encontrado otro término que lo describa mejor).

Kala Rasal (Tina Desai) - India: a punto de casarse con un rico y apuesto hombre, en un matrimonio de conveniencia, su conexión con los Sense8 le hará ver más allá de sus tradiciones y fronteras. 

Will Gorski (Brian J. Smith) - Chicago: un policía justo y dedicado que se convierte un poco en el héroe del grupo.

Nomi Marks (Jaime Clayton) - San Francisco: una haker sin precedentes, algo que vendrá muy bien al grupo, estigmatizada por la sociedad y su propia familia por el simple hecho de haber nacido siendo un hombre. Su apoyo incondicional es su pareja, Amanita (Freema Agyeman).

Capheus Van Damnne (Aml Amee) - Nairobi: conduce una camioneta (su Van Damme, "van" es furgoneta en inglés) y es un fan incondicional del actor Jean Claude Van Damme Un buen hombre que lo da todo por su madre enferma y por los Sense8.

Estos ocho personajes, nacidos todos ellos el 8 de Agosto (mes número 8), se verán
irremediablemente conectados y desesperados por ayudarse entre ellos, formando una comunidad, casi como una familia muy difícil de vencer o separar. Cada uno de ellos tiene una conexión más profunda con un Sense8 concreto, la cual voy a dejar que la descubráis viendo la serie. 

Esta serie habla de emociones y sentimientos, pero además de hablar de ello, los enseña, los hace palpables a través de escenas de diversa índole. Algo que contribuye enormemente al discurso de los "sensate" es su banda sonora, de la cual destaco este momento (sin spoiler):



Además, es inevitable que veamos en los personajes, sobre todo en Naomi o Lito, un poco de Lana Wachowski, la cual se cambió de sexo hace unos años. Es necesario una mente abierta para ver y disfrutar esta serie y no por las escenas sexuales o el tema de la transexualidad o la homosexualidad, sino para esa visión descarnada de los sentimientos a la que no estamos acostumbrados. Sí, es muy cierto y muy triste que cueste más digerir los sentimientos a flor de piel que la violencia. Y aquí reside la esencia de Sense8

¿Por qué la recomiendo?: porque es diferente y potencia esa diferencia.

La escena: Lito (Miguel Ángel Silvestre) y Naomi (Jamie Clayton) charlando en el Museo Diego Rivera en México. 



"El amor es igual que el arte, siempre debe ser libre"


La frase: "Thank God for the gravity" ("gracias a Dios por la gravedad"). Aunque la serie está llena de frases y diálogos épicos. 

Muy, muy recomendable. Su segunda temporada verá la luz en verano de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...