martes, 24 de febrero de 2015

"El caos es un orden por descifrar"

Hace un año, la gente pareció volverse loca cuando Denis Villeneuve decidió adaptar el libro El hombre duplicado de José Saramago. La gente escribía críticas sobre la película alabándola, pero desconcertados, acudiendo a gurús, incuso a lectores de cartas que le desvelaran el significado del final de Enemy, que así fue como se llamó la versión cinematográfica de la historia. El resumen era que tenía uno de los finales más WTF de los últimos tiempo, vamos que Lost y Origen a su lado eran un capítulo de Dora, la Exploradora. 

Yo intenté leerme el libro primero, pero me está costando lo suyo, así que decidí ver la
película. Adam, un tío solitario, profesor de Historia en la universidad, decide ver una película por recomendación de un compañero de trabajo, en la cual encuentra a un actor que es exactamente igual que él. Y esto es todo lo que la normativa anti spoilers me deja contar. Si me gusta Gyllenhaal haciendo un papel, imaginaros lo que me encanta haciendo dos, EN LA MISMA PELÍCULA. 

Una de las mejores cosas de la película es el ambiente: es denso, a contraluz, con una dosis milimetrada de luz que se cuela en las escenas, siempre en tonos ocres, luz de calor asfixiante, mezcladas con imágenes perturbadoras con connotaciones algo inciertas y con ensoñaciones con la araña de Louise Bourgois que
podemos ver en el cartel. Y una banda sonora de Danny Bensi y Saunder Jurriaans, con abundantes sonidos de fagots y oboes (o eso me parecieron), que me recordó mucho a la de El Maquinista

Completando el reparto tenemos a Mélanie Laurent, Sarah Gadon e Isabella Rossellini que ya era la que me faltaba para que la película fuese más bizarra, si cabe, ya que Rossellini desde Terciopelo Azul...no la puedo mirar con los mismo ojos. 

Es una película que ha de verse más de una vez, aunque debe hacerse un día con energía mental suficiente para afrontarla. He de decir que en la red se pueden encontrar muchos blogs con la explicación a la película, como ésta, que me pareció muy buena, pero que NO LEÁIS SI NO HABÉIS VISTO LA PELÍCULA http://cinedivergente.com/ensayos/especiales/el-doble-en-el-cine/enemy. Para bien o para mal, deja huella y no podrás irte a dormir sin intentar desentrañar alguna que otra explicación.

Consejo: mucha atención a cada detalle. Suele ocurrir en las películas con finales abiertos,
los detalles marcan la diferencia. 

Lo mejor: el arte de Javier Gullón al adaptar un guión de un libro tan complejo e introducir novedades y que case a la perfección. 

Las mejores escenas: la conversación de Adam con la mujer embarazada en la universidad y la de éste con su madre. Dicen mucho más de lo que se escucha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...